Ahorrar agua con sistemas energéticamente eficientes

Es común que el consumo de agua sea considerado uno de los más altos en un hogar. Pero, ¿sabemos realmente en detalle lo que estamos consumiendo cuando abrimos el grifo? Por supuesto, no tenemos en cuenta que calentar el agua es uno de los principales impactos en la factura de nuestra casa, y para economizar agua tenemos que tener eso en cuenta, además de elegir sistemas eficientes energéticamente que nos ayuden a reducir nuestras facturas de la casa.

Una información relevante a considerar: Se evalúa que, de media, el 40% del consumo de agua en los hogares españoles es caliente. Esto es especialmente cierto en invierno, cuando nadie quiere abrir el grifo de agua fría o lavarse las manos. Entonces podemos entender que si queremos reconciliar el agua, pagaremos un precio. Pero más que eso: si bien el agua es cara en España, la calefacción puede costar cuatro veces más que el agua misma. Así que ahora podemos entender por qué cuando se trata de conservar agua, a veces importa la forma en que calentamos este recurso tan necesario en nuestra vida diaria.

También te puede interesar: Reformas para ahorrar energía

Ducharse, cepillarse los dientes, tirar de la cadena, lavar los platos y refrescarse, sin mencionar los enormes costos de la lavandería. En casi todos estos procesos calentamos el agua en invierno, o al menos en aquellos que requieren una mayor cantidad de agua. ¿Cuánta agua necesitamos en casa? Según un estudio, hubo años en los que el consumo medio en los hogares españoles era de 127 litros por persona y día. Y eso no se aplica a la industria o al sector de servicios.

Por esta razón, es importante utilizar sistemas de eficiencia energética en su vivienda para conservar el agua, y mantener un uso razonable del agua no significa perder la comodidad. En primer lugar, te ofrecemos los siguientes consejos para ahorrar agua en el hogar:

  • Evita los baños y apuesta por las duchas. No se trata de lavar menos o de descuidar la higiene, se trata de una ducha de cinco minutos usando unos 100 litros de agua a caudales normales, o la mitad si tienes limitador. La bañera consume hasta 250 litros.
  • Reparación de fugas. ¿Sabías que los inodoros pueden consumir hasta 200.000 litros de agua al año? ¿O un grifo que gotea y desperdicia 30 litros de agua al día? Necesitas una cisterna cinco veces para lo mismo. Así que recuerde, el mantenimiento es un ahorro.
  • Los inodoros no son para tirar basura. El uso de una papelera, que también se usa para el papel higiénico, puede ahorrar entre 6 y 12 litros de agua. Por otro lado, los desechos en el fregadero pueden obstruir las tuberías y contaminar el ecosistema.

¿Qué se puede utilizar en lugar de sistemas energéticamente eficientes para ahorrar agua? Encontramos algunos muy baratos, mientras que otros requerían una inversión mayor.

Dispositivo de ahorro de energía para ahorrar agua

Sin duda, una de las mejores soluciones para ahorrar agua es mejorar el sistema de calefacción. La mejor manera de hacer esto es tener paneles solares que proporcionan agua caliente sanitaria alimentada por energía renovable. Hemos dicho antes que el mayor gasto de agua es a través de la calefacción. Por eso es importante recordar que ahorraremos mucho si la energía proviene del sol, y el uso del autoconsumo residencial es una idea perfecta para ahorrar.

Sin embargo, a partir de ahora, podemos hacer modificaciones sencillas en casa para tener mecanismos de ahorro de energía en nuestro hogar y ahorrar agua.

  • Un reductor de presión puede ayudarte mucho con tu suministro de agua, por lo que cada vez que abres el grifo, el caudal de agua disminuye. Si no desea instalar un reductor, puede intentar cerrar un poco la llave de paso.
  • Instale dispositivos de eficiencia energética en los grifos, especialmente en la ducha. Puede reducir su consumo de agua a la mitad.
  • Instale un sistema de doble descarga en el inodoro. Puede gastar la mitad del dinero, que es mejor que tener una botella de agua en el tanque.
  • Usa un grifo termostático. Además de ahorrar en el abastecimiento de agua, también ahorran la energía necesaria para la calefacción. La temperatura está preestablecida y no excederá el consumo necesario.

Además, dado que el mayor gasto total proviene de la energía utilizada, es importante considerar cómo calentamos el agua. Podríamos usar termo eléctrico o suministro de gas, pero este último es mucho más caro. Como mencionamos, la mejor solución para ahorrar agua caliente es usar paneles solares para proporcionar energía renovable al sistema.

Reformas-construccion.com

Nuestro equipo redactor especializado en reformas, construcción y decoración publica siempre pensando en explicar e informar a sus usuarios de forma amena y sencilla. Queremos responder a todas las preguntas que os hacéis a diario en esta temática. Recuerda que este contenido es informativo y ante cualquier duda deberás siempre consultar con tu veterinario de confianza. ¡SOMOS LA WEB EXPERTA EN REFORMAS, CONSTRUCCIÓN Y REFORMAS!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.