ómo elegir un plato de ducha en la reforma del baño

¿Cómo elegir un plato de ducha en la reforma de nuestro baño?

Sustituir la bañera por plato de ducha es una de las reformas más necesarias en la actualidad. Elegir el plato de ducha es algo más complejo de lo que pensamos ya que tenemos que tener en cuenta diferentes criterios como la forma y el tipo de material.

Si hemos decidido reformar el baño sustituyendo la bañera por el plato de ducha es porque es una solución más cómoda, más práctica y en la mayoría de los casos menos peligrosa para las personas mayores o con poca movilidad.

Debemos considerar el tamaño del baño para determinar la solución más adecuada.

Hay diferentes formas de platos de duchas: cuadradas, rectangulares, semicirculares. Pero también existen algunos platos que nos permiten personalizar la forma para que se ajuste a las esquinas más complejas, optimizando así el espacio.

La composición de los platos de duchas puede ser de varios materiales. Este aspecto determinará la calidad y el precio.

En este artículo, te queremos dar todos los consejos para elegir un plato de ducha para tu futura reforma de baño.

¿Qué hay que saber antes de comprar un plato de ducha?

Lo primero que hay que saber si un plato de ducha es barato no es sinónimo de ser de mala calidad o que es un producto básico. Efectivamente, nos podremos encontrar en las tiendas online de artículos para baño con una gran diversidad de platos de duchas y siempre cumpliendo con las garantías impuestas por la normativa europea actual.

Muchas veces el precio está influido por la marca pero te puedes encontrar con platos de ducha de marca no o poca conocida de primera calidad. Por eso, no te obsesiones solo con la marca pero otras ventajas las garantías y el diseño.

Tendrás que fijarte siempre en la clasificación de garantía que ofrece cada plato de ducha como la gama C3 Antideslizantes.

Lo recomendable es siempre comprar un plato de ducha en un portal online o tienda física especializada en este sector ya que el vendedor te sabrá ofrecer los platos de duchas con las mejores garantías del mercado y dándote toda las características necesarias para tu buena elección.

Conclusión: No te centres solo en la marca, ni en el precio pero en la mejor relación calidad-precio con sus ventajas para el usuario como antideslizante, mayor resistencia, textura, mantenimiento, estilo de diseño entre otros tantos criterios.

Tipos de plato de duchas

A la hora de elegir el plato de ducha, tendrás que saber que tenemos en el mercado diferentes materiales para la fabricación de los platos de ducha.

Plato de ducha cerámico

Son los más tradicionales y los más baratos. Debes tener mucho cuidado al manipularlos, para que no se rompan. Suelen ser más altos (aproximadamente 8 cm de altura) y en ocasiones esta altura puede ser un problema para personas de poca movilidad o mayor.

Como ventaja, son muy resistentes al uso de productos de limpieza para el baño y no amarillean por el uso de lejía.

En cuanto a la superficie, suele ser más fría, a veces podemos resbalar por culpa del agua o/y el jabón. Además, el tamaño y la forma son estándar y no se pueden personalizar.

Plato de ducha acrílico

Su forma es muy similar al plato de ducha cerámico, con formas y dimensiones estándar.

Estos platos de ducha están compuestos por una capa exterior acrílica y una capa interior de fibra de vidrio o poliuretano, muy ligeras y fáciles de instalar.

Son más bajas que los platos de ducha cerámicos (aproximadamente 6 cm de altura) y tienen mejor resistencia a los golpes.

Su superficie es antideslizante y el precio no es muy elevado.

Además, su superficie no es tan fría como un suelo de plato cerámico.

Sin embargo, tienden a amarillear al usar ciertos productos de limpieza, por lo que su mantenimiento es más delicado.

Por último, algo que a mucha gente le puede incomodar es el ruido con efecto tambor con la caída del agua.

Plato de ducha de carga mineral (resina)

Los platos de ducha de carga mineral ha revolucionado su sector aportando un diseño más atractivo y moderno.

Estos platos están hechos de una mezcla de materiales minerales y resina (poliéster o poliuretano), estos platos suelen ser ultraplanas (una media de 3 cm de altura).

Tienen un diseño sutil y elegante y se colocan a ras del suelo (Si el suelo lo permite).

Además del color blanco tradicional, tenemos la flexibilidad de elegir una gran variedad de colores lo que permite combinarlo a la perfección con los materiales elegidos para el suelo o la pared del baño para crear una sensación de continuidad.

Por otro lado, podemos crear un contraste o un tono personalizado eligiendo cualquier color de la carta RAL.

Tienen el grosor más pequeño del mercado y son muy duraderos.

Otro punto a favor es su garantía antideslizante dando mayor seguridad a sus usuarios.

En este tipo de plato de ducha, podemos añadir el plato de ducha con carga mineral y de textura pizarra.

Se puede complementar a esa textura una capa de gel coat ideal para dar más vida útil, más higiene y más impermeabilización.

La otra ventaja de este tipo de plato de ducha es que podemos pedirlo con una medida personalizada.

Esas cargas minerales son de cuarzo, dolomita o sílice.

¿Qué te ha parecido este artículo? Ahora ya conoces todos los puntos a tener en cuenta para elegir tu plato de ducha para tu nuevo baño. REFORMAS-CONSTRUCCION.COM te invita a seguir navegando por su web para aprender más consejos de reformas de baños y otras estancias de la vivienda.

close
Ah, hola 👋
Un placer conocerte.
Regístrate para recibir contenido genial sobre "Reformas" y "Construcción" en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *