¿Cómo cuidar las superficies de vidrio?

El vidrio sigue siendo un elemento de moda que se encuentra a menudo tanto en interiores privados como comerciales. Debe su popularidad a los altos valores estéticos y funcionales. Para mantener sus propiedades, debe cuidarse adecuadamente.

Superficies de cocina

La cocina es el lugar más fácil para obtener suciedad grasienta de los alimentos. Si las retiramos regularmente después de cada cocción, no deberían ser un problema. Las manchas viejas y secas requieren más trabajo, por lo que es mejor no permitir que ocurra esta situación. La suciedad fresca de grasa, huellas dactilares o bebidas derramadas debe manejarse fácilmente con un limpiador de ventanas común. Más importante, sin embargo, es qué paño usamos para limpiar.

La mayoría de las veces, se recomiendan paños de microfibra, que son suaves para que no rayen la superficie. Sin embargo, las toallas de papel ordinarias también funcionarán bien, que sin duda se encontrarán en todos los hogares. Para las manchas más viejas, no las frote, pero remójelas y déjelas por un tiempo. Al cabo de un rato, se desprenderán sin problema y podremos seguir disfrutando del cristal reluciente.

Es importante destacar que nunca utilice agentes que contengan acetona, ácidos o gasolina para limpiar los paneles de vidrio. Pueden opacar y rayar permanentemente las superficies de vidrio.

También te puede interesar: Lavado de vidrio y sus ventajas

Sedimento en el baño

Las cabinas de ducha de cristal, los paneles o los espejos también requieren una limpieza periódica, pero gracias a un trabajo sistemático siempre tendremos un baño limpio. La mayor parte del trabajo lo suele hacer una cabina de ducha, que deja depósitos de jabón y gel, así como manchas de agua dura después de cada baño. La forma más fácil es acostumbrarse a limpiarlo después de cada uso, simplemente enjuague todas las paredes y elimine el exceso de agua con una escobilla de goma para ventanas.

Es un gasto relativamente bajo y hace que sea muy fácil mantener la cabina limpia. La eliminación de la suciedad más grande en forma de depósitos calcáreos requiere el uso de agentes especiales disponibles en forma de líquidos o espumas. El agua con vinagre también funciona bien, ya que limpia de manera efectiva y el olor desagradable del vinagre se evapora con relativa rapidez.

Reformas-construccion.com

Nuestro equipo redactor especializado en reformas, construcción y decoración publica siempre pensando en explicar e informar a sus usuarios de forma amena y sencilla. Queremos responder a todas las preguntas que os hacéis a diario en esta temática. Recuerda que este contenido es informativo y ante cualquier duda deberás siempre consultar con tu veterinario de confianza. ¡SOMOS LA WEB EXPERTA EN REFORMAS, CONSTRUCCIÓN Y REFORMAS!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.